fbpx

Latinoamérica, tierra surrealista

María Clara Bernal, historiadora del arte, quien hizo parte del grupo de investigación Surrealism in Latin America en el Getty Research Institute, dictó el pasado, 24 de enero, una charla en el marco de la exposición temporal del Museo de Arte Miguel Urrutia, MAMU Un arte propio: Convergencias entre México y Colombia.

La charla comenzó por un seguimiento histórico, acompañado de fotografías, de la inmersión de André Breton en el mundo latinoamericano, específicamente mexicano. Previo a su llegada a México, María Clara Bernal habla sobre la estancia en Martinica de Breton y cómo esta incidió en su manera de comprender el arte y el mundo. Con mayor claridad frente a esto, la charla se adentró en la relación entre este personaje y el mundo artístico mexicano. Aun con la barrera que se presentó a causa de las inclinaciones políticas de personajes como Diego Rivera y Frida Kahlo, existe un acercamiento entre lo surreal de Breton y el arte de América, partiendo de la declaración en 1939 de Breton sobre cómo México era la tierra surrealista por excelencia.

Bernal no solo se limita a lo surreal en la creación de cuadros, sino que habla de la conexión  experimentada entre el mundo literario y la concepción de lo real maravilloso propuesta por el autor cubano Alejo Carpentier. Luego de que su amigo el escritor Robert Desnos lo invitara a formar parte del grupo La Revolución Surrealista, el cubano escribe un manifiesto donde se hace clara la separación entre el surrealismo y lo “real maravilloso”.

Aunque existe una fuerte vinculación entre estos dos, Carpentier hace una critica más que a los postulados mismos del surrealismo, a la cotidianidad europea que rodeaba su creación, lo que resultaba en la ubicación de lo surreal dentro del plano de lo onírico. El autor cubano habla de como en América lo surreal no se remite solo a un evento de ensueño, sino que es más inherente a la cotidianidad. Para Carpentier, contrario a lo planteado por Breton, la belleza también se podía encontrar en lo cotidiano, y no solo bajo el precepto de que “la belleza será convulsa o no será”.

Esto es solo una muestra de lo planteado por la historiadora de arte, quien por medio de su charla, invita a conocer uno de los ejes centrales de la exposición del MAMU desde una nueva mirada que incluye el puente entre lo surreal y lo real maravilloso en el arte tanto de México como Colombia.

Usted podrá recorrer esta exhibición hasta el próximo 18 de febrero en el tercer piso del Museo de Arte Miguel Urrutia.